Tambores de Venezuela Destacado

Valora este artículo
(1 Voto)

Tambores de Venezuela

Es una agrupación que nace en el año 2001, por  iniciativa de un grupo de jóvenes estudiantes de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez (UNESR), Núcleo Barquisimeto, formados como músicos en el Conservatorio de Música Vicente Emilio Sojo, la Fundación Bigott y Misión Cultura.

Para el momento de su fundación, se crea con el nombre de “Tambores del Negro Miguel”, dedicándose en su primer año de funcionamiento a la investigación de diversas manifestaciones afro-venezolanas en diferentes zonas del país y por ende a la formación de sus músicos para afrontar retos en diversos escenarios; al punto que su primera participación oficial se hace al año siguiente.

En el año 2009, se motivaron por el recuerdo de una obra músico-teatral creada en el año 2002, que hacía un recorrido imaginario por las principales manifestaciones afro-venezolanas del país; se decide cambiar el nombre a “Tambores de Venezuela” (título de dicha obra) y que en la actualidad, conservan por encerrar en estas palabras la esencia de gran parte de la cultura, historia, ritmos y raíces venezolana.

Entre sus objetivos, está el de investigar, formar, difundir y exaltar las distintas tradiciones populares y folclóricas del país, representadas a través del canto y la música.

Su propuesta musical va enmarcada dentro de las manifestaciones tradicionales más representativas del género “afro” en las diferentes regiones de Venezuela, como los Tambores de la Costa, por nombrar algunos géneros como lo son: El Sangueo, La Parranda, La Fulía, Los Tambores de San Millán, Tarma, Cata, Culo e Puya, Guatire, Tambor Coriano y Veleño, Gaita de Tambora entre otros. Y los de tierras adentro, que sin poseer el mar como vecino mantienen una estrecha influencia de sus raíces negras llegadas desde las costas, como lo es el caso del Calipso de El Callao en el sur de Venezuela y del Tamunangue o Sones de Negros en el occidente del país.

Enfocan su labor, hacia el desarrollo de programas y talleres como un espacio propicio para la participación, sensibilización, apreciación y estimulación  del sentido de pertenencia de la música tradicional afrovenezolana entre los niños, niñas, adolescentes y todo aquel que desee hacer cultura. Llevando así, un mensaje cargado de mucha alegría, sabor y sensibilidad; en donde el color de la piel es la diversidad cotidiana que los une partiendo de una misma raíz, haciendo historia con la letra del ayer y la firma de hoy.

Texto escrito por: Oswaldo Álvarez

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.              

Visto 4069 veces

1 comentario

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Sky Bet by bettingy.com