Laboratorio Biovets

Valora este artículo
(0 votos)

 Exámenes de laboratorio

La razón por la que generalmente un propietario de una mascota acude a consulta veterinaria cuando se trata de lesiones de piel, es por el temor de contagio, por la alteración estética que  representa y principalmente, porque quiere una pronta solución del problema.

Existen varias causas de enfermedades de piel que van desde afecciones bacterianas,   parasitarias, micóticas, inmunológicas, metabólicas, neoplásicas, alimentarias y hasta del mal manejo de la higiene o exceso de acicalamiento. De allí la importancia de la información aportada por el propietario como lo es el tiempo de evolución, cuidados y alimentación que le suministra a su mascota.

En  los problemas de piel o enfermedades cutáneas, es de gran importancia  la realización o puesta en práctica de un buen examen físico, la obtención de la mayor información de parte del médico veterinario, la toma correcta de una muestra y los exámenes de laboratorio pertinentes según el caso, son los primeros pasos para la identificación de la enfermedad o causa de las lesiones que presenta la mascota al momento de  la consulta y la correcta solución del problema.

Se le debe aclarar al propietario que en las enfermedades de  piel, la resolución o cura es lenta, ya que depende del ciclo de la piel y sus anexos, que generalmente, puede requerir hasta 3 ciclos del mismo, para que tenga la paciencia y voluntad en el cumplimiento del tratamiento. Con la realización de los exámenes de laboratorio como lo son; raspado de piel, tricograma, biopsias o pruebas especiales podemos llegar a un diagnóstico definitivo, aplicación del tratamiento correcto y  cura o control de la enfermedad.

Siempre debemos apoyarnos en exámenes de laboratorio y no incurrir en el error de aplicar tratamientos que a la larga van a empeorar las condiciones del animal y a enmascarar la enfermedad, ejemplo de ello es el uso indiscriminado de corticoides para aliviar el prurito que manifiesta el animal y desespera al propietario, provocando el alivio temporal del problema, pero si el caso, por ejemplo es una sarna demodecica esta empeorara por la baja de las defensas provocadas por el corticoide aplicado, no es lo mismo tratar una alergia por picaduras de pulgas que una micosis por ello debemos conocer los patrones de lesiones características de las mismas y no aplicar tratamientos sin diagnostico previo.

En definitiva, no debemos provocar un trauma al propietario haciéndolo incurrir en gastos mayores en medicamentos para todas las causas posibles y al final no ver mejorías en su mascota. Utilicemos todos los recursos con los que contamos actualmente, para cumplir con nuestra labor  y dar diagnósticos acertados y tratamientos adecuados, para procurar una buena salud.

M.V.  Zully M. Caruci A.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 1729 veces
Más en esta categoría: Carlos Betancourt »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Sky Bet by bettingy.com